martes, 2 de octubre de 2007

Tema 4: Equipos y Accesorios para una persona con lesión medular

Equipos y accesorios:

Silla de ruedas.
Camas clínicas.
Colchones especiales.
Mesas de bipedestación. (Tilt Tables)
Mesa especiales.
Rampas.
Grúas. (Patient Lift)
Ascensores.
Vehículos especiales.
Otros.

1. Silla de ruedas
Casi para todos los que sufren una lesión medular, la silla de rueda se convierte en el accesorio más importante, por el mismo hecho que se va a pasar muchas horas en ella. Por lo tanto, las características de la silla deben adecuarse muy bien a la necesidad de cada persona.
Cuando se adquiere una silla de ruedas, se debe considerar lo siguiente:
a) El tamaño de la persona, para asegurar que las piernas y los brazos están bien posicionados.
b) El lugar donde se va a utilizar, para elegir el tipo de llantas que pueden ser macizas, con cámara o de diferentes tamaños, claro está de acuerdo al tipo de suelo o terreno.
c) El peso de la persona, para elegir una buena estructura teniendo en cuenta que la parte más frágil es el ángulo de la unión del espaldar con el asiento (muchos han sufrido daño cuando al caerse con la silla, ésta se ha roto en ese ángulo).
d) La temperatura del lugar donde vive para elegir el material del espaldar y del asiento (plástico, lona, tipo malla etc.).
e) Ver si requiere que los apoya-brazos sean fijos o desmontables, para movilizarse mejor y que tengan la altura de apoyo necesaria.
f) Verificar lo mismo con los apoya-pies, considerando el largo de las piernas incluyendo altura del cojín.
g) Comprobar si la persona requiere de espaldar alto y reposa-cabezas (los cuadripléjicos).
h) Los tetrapléjicos es posible que requieran una silla reclinable.
Actualmente hay una gran variedad de sillas de ruedas mecánicas y motorizadas, incluyendo las deportivas, las hay que se inclinan como una camilla, otras que permiten ponerse de pie (bipedestadores), otras con llantas de diversos tamaños, de plástico y materiales livianos, etc.
2. Cama clínica
Una cama clínica es indispensable para personas que tienen dificultades para sentarse. En el uso de una cama clínica, se debe tener en cuenta que cuando estén sentados, tengan un correcto apoyo de los pies para evitar su deformación y poner a la persona en una posición que no presione el cóccix, esto es sentado sobre sus glúteos.
Para facilitar su traslado a una silla de ruedas, es importante que la cama tenga una altura similar.
Para acomodar bien al paciente, durante el día y la noche, se debe contar con suficientes almohadas, de diferentes tamaños, en los varones se debe evitar presionar sus testículos.

3. Colchones especiales
Para evitar escaras, una colchoneta de agua o de aire puede ser la diferencia entre la vida y la muerte en los primeros días después de adquirir la parálisis. (Ahora venden a precios muy cómodos colchonetas de camping en los supermercados). Esto forma parte de una de las primeras ayuda de urgencia luego de un accidente, un colchón de este tipo evita las escaras, y consecuentemente que no haya complicaciones por el uso de colchones con resortes o de espuma, que rápidamente se deforman y producen calor y sudor. Una opción menos costosa pueden ser colchones adecuados con "espuma prensada" o "conglomerada" que pueden ser usadas en forma de cojines anti escaras, en la silla de ruedas también.
4. Mesa de bipedestación. Buscar en Internet como: Tilt Table o standing.
Toda persona que ha perdido la capacidad de ponerse de pie por sus propios medios, necesita de esta ayuda mecánica para poder cuidar sus condiciones físicas. No olvidemos que los músculos, huesos de la cadera, de las rodillas y los pies: fueron hechos para sostener el peso de nuestro cuerpo.
Cuando no trabajan de esta manera, con el tiempo inevitablemente sufrirán graves deformaciones incluida la osteoporosis. Ayuda mucho también para mejorar el funcionamiento del estómago, los riñones y el aparato cardiovascular además de minimizar la espasticidad.
5. Mesas especiales
Las mesas con múltiples funciones son muy adecuadas para todo lesionado medular. Sirven de ayuda para poder comer cuando está en cama o en su silla, para trabajar, como atril para leer, etc. Son muy prácticas por ser livianas. En realidad pueden ser utilizadas por todas las personas porque son muy prácticas como mesa auxiliar para la visita, para convertir en "escritorio" un sillón, para trabajar con la computadora portátil en cualquier ambiente, etc.
6. Rampas
Son de mucha ayuda cuando el acceso tiene más de una grada, se fabrican en aluminio de acuerdo a la necesidad: rampas para subir diferentes alturas y pueden ser desplegables. Hay diferentes modelos cumpliendo diferentes necesidades. Aquellos que utilizan silla de ruedas con motor, deben cargar unas cuñas que le sirven como rampa para subir una grada, las sillas eléctricas son pesadas y en la mayoría de distritos no hay rampas para subir en las veredas.
7. Grúas. Buscar en Internet con el nombre de: Patient Lift
La grúa es una herramienta de ayuda para movilizar a cualquier persona que no pueda moverse por sus propios medios. Movilizar permanentemente a una persona sin este instrumento puede ocasionar lesiones en la columna de las personas que ayuden en tal traslado, por hacerlo en mala posición y con mucho esfuerzo. La grúa alivia este trabajo permitiendo el traslado con poco esfuerzo de la cama a la silla de ruedas, hacia el inodoro, a un sillón, etc.
8. Ascensor
Por tratarse de un equipo muy costoso, el uso de ascensores no es muy difundido en países como Perú. Muchas veces, para su instalación, se requiere modificaciones en la vivienda. Consiste de estructuras metálicas rígidas dentro de la cual hay una plataforma con barandas que permite trasladar a una persona en silla de ruedas dos o tres pisos. El sistema de levantamiento es el convencional que se utiliza en construcciones metálicas para levantar objetos entre 500 y 2000 kg usando motores monofásicos.
9. Vehículos especiales
Vehículos especiales incluyen a todos aquellos vehículos motorizados y mecánicos que sirvan para poder movilizar a una persona con parálisis severa. Entre los más pequeños tenemos la sillas de ruedas motorizadas, entre las cuales hay modelos con orugas o ruedas grandes para terrenos accidentados, y aquellos con ruedas pequeñas para el uso interior, y sillas que permiten poner de pie a la persona (bipedestación) etc.
En los vehículos más grandes tenemos a las camionetas “van” o minibuses con rampa. En los países en desarrollo, muchas veces no es posible comprar un vehiculo así de la fabrica. En este caso se tiene que adaptar camionetas convencionales con tracción delantera agregándoles una rampa de acceso. Las trimotos adaptadas para conducirlas sólo con las manos resultan prácticas para los parapléjicos.
Nota: con el equipo con el cual trabajo, tenemos una Van al cual hemos adaptado rampas. Me movilizo en una silla de ruedas que utiliza dos baterías grandes y pesa 130 kilos. Intentamos sacar un permiso para hacer el servicio a otras personas. Nos dimos con la sorpresa que por no haber legislación específica y reglamentos para este tipo de servicio. Nos han negado la petición.
Aquí existe un vacío legal que debe ser subsanado, incluso se debería establecer que la autorización a las grandes empresas de taxis, debe incluir un vehículo con estas características especiales por una cantidad mínima de taxis (1 por cada 50 ±).